¿Por qué ser donante?

¿Por qué donar médula ósea?

El trasplante de médula ósea es la única esperanza para muchos afectados de cánceres hematológicos. Consiste en sustituir las células enfermas del paciente por células sanas de un donante.

La donación de médula ósea en nuestro país es voluntaria y altruista. Se rige por el principio de solidaridad internacional. Cualquier persona inscrita como donante de médula ósea está a disposición para dar progenitores hematopoyéticos (células madre de la sangre) para cualquier persona del mundo que lo necesite.

Si está interesado en donar médula consulte con su médico.

Referencia: http://www.fcarreras.org/es/donamedula

Referencia: https://www.dkms.es/es/donacion-medula-osea?gclid=Cj0KEQjwhMjKBRDjxb31j-aesI4BEiQA7ivN-EigGoCDT626CGnliEOYkVDO_z16aGV3rH7Y67awoAsaAk6P8P8HAQ

 

¿Por qué donar sangre?

Las transfusiones de sangre y los productos sanguíneos contribuyen a salvar millones de vidas cada año. Permiten aumentar la esperanza y la calidad de vida de pacientes con enfermedades potencialmente letales, así como llevar a cabo procedimientos médicos y quirúrgicos complejos. También desempeñan un papel fundamental en la atención materno-infantil, los desastres naturales y los desastres provocados por el ser humano, pues permiten salvar la vida de muchas personas.

Sin embargo, en muchos países la demanda supera a la oferta, y los servicios de sangre han de enfrentarse a muchas dificultades para conseguir que el suministro de sangre sea suficiente, y garantizar, al mismo tiempo, su calidad e inocuidad. Únicamente puede garantizarse un suministro de sangre adecuado mediante donaciones periódicas voluntarias no remuneradas.

Las donaciones de sangre contribuyen a salvar vidas y a mejorar la salud. He aquí algunos ejemplos de personas que precisan transfusiones:

  • las mujeres con complicaciones obstétricas (embarazos ectópicos, hemorragias antes, durante o después del parto, etc.);
  • los niños con anemia grave, a menudo causada por el paludismo o la malnutrición;
  • las personas con traumatismos graves provocados por las catástrofes naturales y las causadas por el hombre; y
  • muchos pacientes que se someten a intervenciones quirúrgicas y médicas complejas, y enfermos de cáncer.

También se precisa sangre para realizar transfusiones periódicas en personas afectadas por enfermedades como la talasemia o la drepanocitosis; asimismo, se utiliza para la elaboración de diversos productos, por ejemplo, factores de coagulación para los hemofílicos.

Existe una necesidad constante de donaciones regulares, ya que la sangre sólo se puede conservar durante un tiempo limitado y luego deja de ser utilizable. Las donaciones regulares de sangre por un número suficiente de personas sanas son imprescindibles para garantizar la disponibilidad de sangre segura en el momento y el lugar en que se precise.

Referencia: http://www.who.int/campaigns/world-blood-donor-day/2016/event/es/

Referencia: http://www.who.int/features/qa/61/es/

Compártelo, otro paciente podría estar interesado

Nos avalan: