Afrontar el miedo

Es muy duro aceptar un diagnóstico es muchas ocasiones irreversible, pero terminamos aceptando vivir lo que nos queda de la mejor forma posible, aunque no hablemos de ello, muchas veces tenemos prisa por vivir, por dejar arregladas cosas por “si acaso” porque realmente se nos acaba el tiempo y tenemos que apurarnos para hacer en menos tiempo lo que podríamos haber hecho en más.

Que el familiar entienda que el paciente ha aceptado su enfermedad con todas sus consecuencias, muchas veces es difícil, más difícil que para el propio paciente.

 
Compártelo, otro paciente podría estar interesado

Nos avalan: