Estrategias para dar apoyo al paciente

Al principio, cuidar de un paciente con cáncer puede parecer un desafío complejo y demasiado grande como para sobrellevarlo. Dependiendo de las necesidades de la persona, puede proporcionar distintos tipos de apoyo, como:

  • Apoyo emocional
  • Ayuda con la atención médica
  • Ayuda con las cuestiones financieras y del seguro de salud.
  • Servir como comunicador entre el paciente y el equipo de atención médica

Recuerda que cuidar a un paciente es un esfuerzo de equipo. Un cuidador es un integrante de un equipo importante, que incluye familiares, amigos, otros voluntarios y el equipo de atención médica. Cada miembro de este equipo tiene habilidades distintas y estas fuerzas se combinan para proporcionar una atención eficaz.

Si eres el cuidador principal, ayuda a cada miembro del equipo a expresar sus inquietudes, opiniones y emociones. Además, asegúrate de que la persona con cáncer tenga un rol central en todas las discusiones y decisiones, si eso es posible. Es muy importante que la persona con cáncer se sienta un participante activo en su atención.

Tal vez los siguientes consejos puedan ayudarte a convertirte en un cuidador exitoso:

Crea una lista de tareas
Se proactivo
Aprende a resolver los problemas
Trata de ser siempre positivo
Conócete
Plantéate la posibilidad de utilizar los servicios de profesionales y voluntarios
Comunícate
Acepta las limitaciones de una persona que está gravemente enferma
Incluye a la persona con cáncer en actividades que le aporten significado o placer
Obtén información sobre el diagnóstico, el tratamiento y el pronóstico (la posibilidad de recuperación) del paciente
Sé un defensor del paciente
Aprende a proporcionar el cuidado físico adecuado
Pide hablar con un administrador de casos de seguros
Determina la situación financiera del paciente
Ten en orden los documentos legales
Compártelo, otro paciente podría estar interesado

Nos avalan: