Dolor Óseo

El daño óseo puede ser un síntoma muy importante, sobretodo en pacientes con cierto tipo de cáncer de la sangre, como puede ser el mieloma, en los que la afectación ósea es mucho más frecuente. Es una consecuencia directa de esta enfermedad y puede llegar a producir la desaparición del hueso.

Las zonas en las que más frecuentemente se produce daño óseo son las vértebras (columna vertebral), calota craneal, huesos largos (húmero, fémur) y pelvis.

Las fracturas, osteoporosis, u otras lesiones que afectan al esqueleto pueden deteriorar severamente la calidad de vida del paciente, causando dolor, deformidad ósea, problemas al caminar, discapacidad, o parálisis. Esta afectación ósea en ocasiones puede tener un impacto negativo significativo en la supervivencia.

Tu médico te ayudará a tratar todos los efectos relaciones con el daño óseo.

Las fracturas óseas acaban afectando a la movilidad y a la calidad de vida, y a menudo se suele requerir material ortopédico. Si eres paciente de Mieloma y necesitas de material ortopédico visita la sección soy paciente-programas de apoyo

PHES/ HEM/ 0618/ 0002 - Última revisión: Julio 2018

Quizás te interese

guiaautocuidado_7

¿Qué sucede a partir de ahora?

Comenzarás el tratamiento prescrito con la máxima celeridad posible.

¿Quieres saber más?

diccionariodesalud

El diario del paciente

Es necesario llevar un control de las citas que tienes con tu médico. Descárgate aquí tu agenda de salud

¿Quieres saber más?

guiaautocuidado_6

Sexualidad

Los cambios físicos, psicológicos o la combinación de ambos puede que dificulten las relaciones sexuales.

¿Quieres saber más?

quehacer-terminar-tratamiento

Preguntas más frecuentes

Podrás encontrar todas las respuestas a tus dudas e inquietudes.

¿Quieres saber más?

Compártelo, otro paciente podría estar interesado
Más información en las áreas

Nos avalan: